Mantenimiento a nivel de usuario

Consultas y recomendaciones sobre mecánica y accesorios
Avatar de Usuario
Inmoto
Mensajes: 242
Registrado: 07 Mar 2016, 09:32

Mantenimiento a nivel de usuario

Mensajepor Inmoto » 16 Mar 2016, 17:55

CONSEJOS DE MANTENIMIENTO A NIVEL DE USUARIO

1) Nos ponemos en marcha:

Vamos a empezar por el principio. Nos compramos la moto, nueva o de segunda mano. Si es nueva, ya viene con un librito de revisiones y unas recomendaciones para el rodaje, que habrá que cumplir. Es importante hacer la primera revisión sin pasarse en el kilometraje, suele ser a los 1.000 Km. En los primeros kilómetros conviene conducir con suavidad, y tener en cuenta que los neumáticos no agarrarán bien hasta que desaparezca la capa de barniz que les ponen para su conservación (la ponen para que no se seque la goma cuando están almacenados).

Si la moto es de segunda mano, si no sabemos a ciencia cierta que hace poco que ha pasado una revisión, convendrá llevarla para que se la hagan. Por el color del aceite podemos tener una idea de si está recién cambiado o ya lleva bastantes kilómetros.

Tanto en un caso como en el otro, lo primero que hay que hacer es adaptar los mandos y componentes de la moto a nuestras medidas. Empezando por el manillar y las manetas, buscaremos la posición más cómoda. Las manetas, en altura, deberán quedar en la línea de la prolongación del antebrazo. Y en recorrido, la mayoría de las motos las tienen regulables, habrá que hacer varias pruebas para ver cómo nos van mejor, normalmente dependiendo del tamaño de la mano se pondrán con más o menos recorrido. Esto influye mucho en el cansancio, es importante.

Si usamos botas de invierno muy gruesas, es posible que la palanca del cambio nos quede baja y no podamos meter cómodamente la punta de la bota por debajo para cambiar, entonces conviene subirla un poco, con un diente del piñón suele ser suficiente.

A veces las motos vienen con exceso de juego en el puño del gas, y hay un pequeño recorrido que no actúa. A mi me gustan sin nada de juego, y eso también es regulable.

El tema de la altura de la moto también suele ser regulable, por el asiento y suspensiones. Algunas motos tienen regulación de asiento, o asientos opcionales más bajos. Por las suspensiones también se pueden bajar, en la delantera se hace aflojando las tijas de dirección y subiendo los tubos de la horquilla, y en la trasera cambiando las bieletas si se puede, pero esto último ya es una operación que debe hacerse en un taller.

Luego viene el tema de la regulación de suspensiones, para carretera debe encontrarse una buena relación entre comodidad y buena amortiguación para conducción rápida, además de conseguir que la horquilla se hunda lo mínimo en las frenadas. Esta operación conviene que la haga alguien con experiencia, y hay que tener en cuenta el peso del piloto, y si va a ir normalmente uno en la moto o dos y con carga. Yo prefiero suspensiones duras y que la moto no se hunda casi nada de delante, pero no en exceso porque una horquilla demasiado dura resiente las muñecas.

Otro tema que normalmente conviene revisar al principio es la regulación de la altura de las luces, muchas veces vienen mal reguladas de origen.

A pesar de que en las revisiones deben comprobar la presión de las ruedas, nosotros debemos verificarlas. Las presiones las indica el libro de instrucciones de la moto, habitualmente en motos grandes de carretera son 2,5 delante y 2,9 detrás.

Y por último, ¿gasolina 95 ó 98? Siempre hay que poner la misma con la que ha sido calibrada la moto en fábrica, porque han regulado el avance (momento en que salta la chispa de la bujía en función de la posición del pistón) para un determinado tipo de gasolina.

Es importante saber que nunca se debe repostar de gasolina la moto, estando sentado encima. Hay dos razones de peso:

- Existe una remota posibilidad de que se provoque una chispa por electricidad estática, lo cual prendería la gasolina al entrar la chispa en la atmósfera explosiva provocada por los gases. Eso como mínimo nos quemaría la cara, además de tener más dificultades para salir corriendo.
- Los gases de la gasolina son venenosos, al estar encima de la moto los inhalamos sin darnos cuenta. Es mucho mejor repostar de pié junto a la moto y separando la cara de la boca del depósito, para que no nos lleguen los gases a nuestra respiración.

2) Operaciones que debemos hacer nosotros, entre revisiones.

Engrase de la cadena: Entre 500 y 1.000 Km., y siempre después de rodar con lluvia. Mejor con la moto levantada en su caballete central, o con un caballete manual si no tiene central. La subimos, la ponemos en marcha y ponemos primera (apretando antes el embrague), soltamos un poco el embrague para que la rueda trasera gire, y con un spray de grasa para cadenas vamos rociando la cadena por su parte interior, mientras va girando (mucho cuidado con no meter las manos). No conviene poner demasiada grasa porque nos manchará la llanta. En esta operación conviene poner un trapo en el suelo debajo de la moto, para no ensuciarlo de grasa. Si la cadena está sucia (se aprecia grasa seca, o lodo negro adherido) hay que limpiarla antes. Hay gente que las limpia con queroseno o productos específicos. Yo prefiero frotarla bien con un trapo, con fuerza, porque los disolventes a la larga perjudican las juntas de la cadena. Normalmente, con lavarla en el lavadero a presión es suficiente, pero sin que el chorro le dé muy de cerca y moviéndolo.

Tensión de la cadena: Cada vez que levantamos la moto para engrasar la cadena, hay que verificar la tensión. Con un destornillador o algo parecido, movemos arriba y abajo la cadena por la parte recta más o menos por el centro, el juego hacia arriba y hacia abajo debe ser de 2,5 a 3,5 cm. aproximadamente (con la moto subida en el caballete). Si es más, hay que tensarla, ver en las instrucciones de la moto. Volver a comprobar después de tensar, no es bueno que esté demasiado tensa.

Nivel de aceite: Entre 1.000 y 2.000 Km. Depende de la moto, las hay que casi no consumen nada, pero de todas formas hay que comprobarlo. Se puede ver por el ojo de buey, algunas llevan varilla. En el ojo de buey, la parte alta es el máximo, y la baja el mínimo. Se mira con la moto caliente y completamente vertical, pero dejándola reposar parada durante dos o tres minutos para que baje el aceite. Si hay que añadir, verificar que es el aceite adecuado (los de coche no sirven salvo para las que tienen embrague en seco), y añadir despacio procurando no pasarse del nivel máximo.

Niveles: Líquido refrigerante (en las refrigeradas por agua), líquido de frenos y embrague (si es hidráulico). Dependiendo de la moto conviene verificarlos cada 3.000 Km., en verano más a menudo.

Presión de las ruedas: Recomendable cada 15 / 20 días, y en viaje largo cada 1.500 Km. Atención porque cuando la moto está parada, también pierde presión.

Desgaste de ruedas: Verificar periódicamente (según el uso) que el desgaste no llegue al nivel de los avisadores (protuberancias que tienen dentro de las ranuras del dibujo), y si llega hay que cambiarlas, con más urgencia en invierno. La rueda delantera suele durar más, pero si la diferencia no es mucha, valdrá la pena cambiar siempre las dos a la vez.

Pastillas de freno: No todo el mundo sabe mirar el nivel de desgaste de las pastillas de freno, pero habrá que aprender a hacerlo. Se ve el espesor de la pastilla entre su soporte y el disco, si no lo veis claro, consultad con algún motero experto o con vuestro mecánico.

Batería: Desconectar un borne si va a estar la moto parada mucho tiempo. Las baterías de hoy en día son estancas, sin mantenimiento.

Luces: Hemos de verificar periódicamente el buen funcionamiento de todas las luces, y siempre antes de un viaje largo. Si vamos en grupo y vemos que a alguna moto le falla alguna, avisaremos al compañero para que lo sepa, a veces podemos tardar en darnos cuenta y se agradece que nos avisen.

Lavado: Mantener la moto limpia también es parte del mantenimiento, después de lavarla con agua a presión (excepto parte eléctrica), al secarla detalladamente con un trapo podemos darnos cuenta de si hay algo que se ha aflojado, una fuga de algún líquido, si falta un tornillo...

3) Revisiones. Según lo que indique el libro de instrucciones del fabricante. No todas las revisiones son iguales, las hay básicas y otras más completas. Es mejor saber lo que hay que hacerle a la moto, antes de llevarla a revisión.

Importante: Hacer un listado detallado poniendo fecha, kilómetros, descripción de la operación que se ha hecho y materiales cambiados, nombre del taller e importe que ha costado. Así tenemos el historial, sabemos cuando es el período habitual de cambio de ruedas o pastillas de freno, la comparación entre la duración de las ruedas si hemos hecho pruebas de varias, y, muy importante, eso le será muy útil a quien nos la vaya a comprar de segunda mano y seguro que lo valora. Además, hay que guardar todas las facturas. Todo esto también sirve para indicarle al mecánico lo que debe o no debe cambiar en la revisión, por ejemplo, en el caso de las bujías.
Autor del libro "Reflexiones sobre la conducción de motos de carretera".
Director y monitor en Trazada 10.

Volver a “Mecánica y accesorios moto”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado